Barcelona: De paseo por el Born

Con la excusa de la reciente inauguración del Mercat del Born, decidimos acercarnos aprovechando así para recordar viejos tiempos (hace un par de años nosotros eramos vecinos de ese mismo barrio), y cómo no, husmear en las nuevas tiendecitas que han ido apareciendo en uno de los escenarios comerciales más dinámicos de la ciudad.

Mercat del Born, Centre Cultural BarcelonaInaugurado el 11 de septiembre de 2013, coincidiendo con la conmemoración del tricentenario de la Diada Nacional de Cataluña, tras 11 años de obras y considerable mosqueo en el vecindario, la obra de los arquitectos Enric Soria y Vora Arquitectura se ha encargado de recuperar y renovar este edificio y su entorno, dando a conocer la historia y el patrimonio de la ciudad. El mercado es precioso, y la rehabilitación ha quedado genial, con la interesante recuperación arqueológica de unas ruinas de 1714, pero la polémica está servida cuando los vecinos querían un espacio que regenerara la actividad del comercio local (como se le presupone a un mercado) y en lugar de eso se ha convertido en una atracción turística más (también lógico, debido a la ubicación del mismo) con la consecuente generación de ruido nocturno, pero sobre todo por la vanalización del edificio como estandarte propagandístico por parte del gobierno, más preocupado por su campaña nacionalista (que respetamos totalmente, no es nuestra intención abrir debates políticos) que por los vecinos del barrio. En cualquier caso, es cierto que han conseguido revalorizar un icono de la ciudad, aunque lo han dotado de un aire excesivamente museístico algo desolado, lejos del carácter de efervescencia urbana que un día tuvo.Mercat del Born, Barcelona. Anoche iluminacion arquitectonica

Por otro lado, otro de los motivos por los que me apetecía acercarme es debido a que la iluminación exterior del edificio corrió a cargo de mi ex-profesor de Lighting Design Jordi Ballesta y su estudio Anoche, “teniendo como objetivo dotar al edificio de la importancia que se merece dentro del tejido histórico del barrio del Born. La delicadeza con que se ha tratado la piel del edificio y del otro, la sutileza de la iluminación de las áreas urbanas que lo rodean, buscan que el edificio actúe como una gran linterna hacia el exterior, realzando y recuperando su antiguo esplendor“.

Pero bueno, como hemos dicho esto fue solo el final. Nuestra ruta empieza en la salida de metro de la L4 Urquinaona, y justo enfrente (Via Laietana 57) encontramos una tienda, que no es precisamente nueva (desde 1923!!!) pero que está de la más candente actualidad. Mayolas, especialistas en sistemas de riego, enfocan su propuesta comercial en torno al cultivo ecológico ofreciendo todo lo que necesitas saber y tener para crear tu propio huerto urbando. En cuanto al diseño de la tienda, tiene un aire añejo (no se si buscado a propósito, o simple consecuencia del paso del tiempo) tan de actualidad, que lo hace de lo más auténtico y atractivo.

Segunda estación. Parada técnica para darnos un garbeo en una de nuestras tiendas favoritas de Barcelona; si el dinero no fuera un problema, saldría de aquí siempre cargadito de regalos… Raima, la botiga del paper, en carrer Comptal 27. Debido a la lógica pero odiosa política de casi todos los establecimientos comerciales de no dejar hacer fotos, aquí adjunto algunas que he encontrado por la red, para los que no la conozcan. Como siempre, pudimos encontrar atractivos escaparates (con una iluminación bastante mejorable) y una exquisita presentación de producto organizada por familias y combinaciones de color, creando espectaculares composiciones.

Por cierto, cuidado porque este es uno de esos sitios en los que los productos son más bonitos en la misma tienda que cuando los sacas de ella y los ves “fuera de contexto”, por lo que desde aquí mis felicitaciones a su(s) visual merchandaiser(s). Adoro su trabajo.

Mercat de Santa Caterina, BarcelonaDespués del inciso, nos adentramos ahora sí en el barrio callejeando por los alrededores del Mercat de Santa Caterina, Enric Miralles y Benedetta Tagliabue, por cierto una restauración también bastante reciente cuyo impacto urbano y social (sin entrar en temas arquitectónicos, pues no tienen nada que ver una operación con la otra) es igualmente turístico pero, a mi modo de ver, de una sensibilidad mucho mayor. Vaya. Mientras escribo estas líneas acabo de decidir que un día de estos tengo que hacer una ruta por los diferentes mercados de la ciudad, con su correspondiente crónica comparativa en el blog.

En la calle Giralt el Pellisser nº2 descubrimos Toful, cuero y piel, una pequeña tiendecita de reciente aparición que sigue la tendencia actual de pequeños comercios artesanos con estética ‘handmade’, que aunque ya no es tanta la novedad que puedan aportar, personalmente me gustan. El interiorismo de la tienda, muy sencillo acorde a su estilo, utiliza materiales reutilizados y un interesante revestimiento de listones de madera pintados de amarillo que le da un aire muy característico y sugerente.

No hemos avanzado mucho, cuando en la calle Carders 31 nos topamos con un establecimiento bastante similar al anterior, en este caso el estudio y tienda de las diseñadoras de moda Bartomeu i Uribe. En cuanto al diseño de la tienda, se opta por la mínima intervención en un local antiguo y con encanto propio, con la peculiaridad de que en el altillo podemos encontrar el propio estudio de trabajo donde diseñan y confeccionan las prendas, totalmente a la vista.

Unos portales más adelante, en el numero 51, me sorprendo con una curiosa tienda llamada Ramonas Barcelona. En esta ocasión la sopresa no es por la novedad sino por que no esperaba que un comercio así siguiera allí después de tres años. El born es un barrio alternativo muy dinámico en el que las innovadoras propuestas vienen y van, a una velocidad muchas veces asombrosa. Cuando vi esta tienda por primera vez pensé: “Mira! Otros que se apuntan al carro de la moda bici-hipster… A ver cuanto duran”. Sin embargo ahí siguen, y yo me alegro por ellos. Lo que está claro es que en este caso nos encontramos ante una propuesta mucho más estudiada, con un público objetivo real, dentro de un sector en voga como es la personalización de bicicletas (y el customize en general), respaldada por una sólida tienda on-line, buen diseño, marketing y presencia activa en las redes sociales.

Finalmente, concluimos nuestra ruta con un merecido descanso en la terraza ubicada en un patio de esta misma calle. El también recientemente abierto Pati Bona Sort (perteneciente al local del mismo nombre que ya lleva muchos años funcionando, hasta ahora con una propuesta normalita y no demasiado llamativa) se percibe desde el portal que da acceso desde la calle como un verdadero oasis para el caminante, ofreciendo reposo y buen ambiente a partes iguales.

Para no hacernos pesados, por hoy terminamos. Seguiremos compartiendo nuestras opiniones sobre los nuevos descubrimientos en futuras escapadas. Aunque obviamente no puede ser el único tema de conversación, el Born da mucho de sí y nos encanta, así que seguramente no tardaremos en volver a dejarnos caer por ahí y compartir la experiencia. Saludos :)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s