Blog: ‘Yo no lo tiraría’

Hoy quiero hablar de una tendencia de consumo (o no-consumo, más bien) originariamente underground, el  Do it Yourself que cada vez se está popularizando más, adquiriendo una importante presencia social en las redes. Para ello nos acompaña Javi Barquín, ‘tuneador y bloguero’, cuya pasión consiste en dar una segunda oportunidad a objetos abandonados.logo blog azul beetle

“La idea de yonolotiraria nace cuando con venti-pocos me planté ante una casa inmensa y sin euros para amueblarla, así que la necesidad agudiza el ingenio y con unos pocos conocimientos de mi época de estudiante de artístico y mucho internet, me he ido formando de manera autodidacta, pifiándola millones de veces pero logrando crear el que ahora es nuestro hogar.”

“Hace un tiempo iba con el coche por el pueblo y junto a un contenedor vi una montaña de muebles viejos, oscuros y carcomidos (hoy en día se que son muebles castellanos, de madera maciza y por lo tanto perfectos para tunear). La cosa es que entre esos muebles había una especie de cuadrados de madera que me parecieron originales y por primera vez en mi vida paré el coche y me acerqué al contenedor a mirar algo. Sonrojado me acerqué, miré a los dos lados (qué vergüenza, por Dios!) y cuando ya lo tenía al alcance de mi mano me pudo la situación y me fui. Ya lo dicen que las primeras veces son desastrosas. Al cabo de un rato un runrún me recordaba esos cuadrados de madera y no me los sacaba de la cabeza. Es ahí cuando entra en acción mi socio en estas correrías y fue él quien volvió al contenedor y me recogió los misteriosos trozos de mueble. Casualmente por esas fechas nos mudábamos a una casa que acababamos de adquirir y ‘esas cosas’ fueron lo primero que entró en el nuevo hogar. Tras adecentar un poco la casa era momento de amueblar, con la propuesta de no gastar en muebles y fue ahí cuando empezo la ‘era del tuneo’.”

“No me gusta que me definan como restaurador, ya que ese concepto es para quien devuelve a una pieza su estado original, lo cual es todo un arte que se me escapa de las manos. Lo mío es convertir.
Hace un tiempo cumplí el sueño de montar un pequeño taller en el sótano de casa, donde entre trastos, papel de lija y botes y más botes de esmalte intento “tunear” lo que me encuentro por la calle abandonado o me regalan. Nunca paso de largo cuando veo un contenedor con muebles apilados esperando un camión que los lleve al vertedero. Mi ‘yo interior’ me lleva a parar y observarlos y es entonces cuando los veo con ese toque distinto y los cargo en el coche (de ahí el logo de la página)”

Sin embargo la historia no acaba aquí. Recuerdo hace años cuando nos deslumbró a todos al mostrarnos vía facebook ‘el antes y el después’ de la radical transformación de su casa, descubriéndonos, y probablemente descubriéndose a sí mismo, esta nueva vocación. Después apareció el blog, y con él la cosa fue evolucionando. No solo nos enseña sus últimas intervenciones en muebles, sino que en la sección DIY (do it yourself) comparte tutoriales de diversidad de manualidades decorativas e ideas para regalar, siempre sacando el máximo partido de materiales reciclados o lowcost. Lo que empezó como una necesidad pasó a ser un hobby, y el hobby una forma de vida. Con un buen numero de fans habituales en su página, y seguidor él mismo de otros tantos blogs interesantes, ha entrado a formar parte de una comunidad que comparte su sueño a través de la red. Es la era del custom. Do it yourself!

Anuncios

Un comentario sobre “Blog: ‘Yo no lo tiraría’

  1. Recuerdo cuando era pequeño que en mi casa jamás se tiraba nada, recuerdo que mi abuelo, sacaba las puntillas de las tablas y las volvía a utilizar, recuerdo que los pequeños restos de pinturas se mezclaban para no tirarlas y salían un color beige muy particular con el que pintábamos todo jajaja, recuerdo que cortaba ramas de los árboles y hacía bastones, mangos para herramientas, etc, recuerdo muchas cosas de un tiempo que quedó atrás por la presión del “prefabricado, nuevo, barato y de importación” eran productos malos pero a la gente le daba igual, creo que eso está volviendo a cambiar. También recuerdo un tiempo en el que había tiempo para hacer reparaciones, manualidades y otras tareas, que todos aprendíamos a hacer de todo en la casa, que todo era desmontable y se podía arreglar, reparar o restaurar, recuerdo que cualquier cosa era útil y recuerdo lo que me decía mi abuelo desde que tenía 4 años: “todo vale en esta vida si se le hace valer”. Me alegro que la gente esté de vuelta con darle valor a las cosas y antes de tirarlas les de una nueva oportunidad. Un saludo y gracias por el post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s